Cinco generaciones de vinicultores de la familia Vendrell mezclan el patrimonio de la tradición familiar con la chispa efervescente de un punto de vista moderno, la fusión de generaciones pasadas y futuras, para conseguir productos genuinos y expresivos.

Trabajar llevando el viñedo de forma ecológica y sostenible para obtener una uva de máxima calidad para llegar a la bodega y poder aplicar la mínima intervención. Así es como mejor nos sentimos con lo que hacemos y más podemos expresar la esencia de nuestras tierras. Nos gusta trabajar cuidando el subsuelo, que sea rico y expresivo dónde la naturaleza viva en equilibrio. Elaboramos vinos vivos, dónde sin aplicar ni sulfitos ni otros productos, la esencia de la uva pueda expresarse con toda su diversidad.